Would you like to view our US Site?

El calderón tropical o de aleta corta (Globicephala macrorhynchus) encuentra su límite de distribución septentrional en las Islas Canarias. Este es uno de los pocos lugares donde su hábitat se solapa con el de su pariente cercano, el calderón común o de aleta larga (Globicephala melas). Se trata de animales sociales que viajan en manadas, buscando alimento y corrientes cálidas, sin rutas de migración concretas. Miden hasta 6,5 metros y prefieren las aguas de la plataforma continental y los cañones profundos.

En estos dos días de largo camino entre las montañas submarinas del norte de Canarias y la isla de El Hierro (unas 270 mn), se han sucedido varios avistamientos de cetáceos (zifios, delfines mulares, un rorcual común, etc.) y tortugas bobas. Pero, sin duda, lo más espectacular han sido dos manadas de calderones de aleta corta que hemos tenido la oportunidad de observar a poca distancia de la costa tinerfeña. Estos se han aproximado bastante, dejándonos contemplar con detalle sus dibujos en el lomo y sus cabezas redondeadas tan características. El avistamiento ha durado largo rato, ya que no parecían sentirse amenazados por el Ranger,  dejando incluso que sus crías se acercaran curiosas.

A continuación:

Montañas

Leer el artículo siguiente