Would you like to view our US Site?

La mañana se presenta mucho mejor pero, en Cabo de Palos aún se espera que haya mar de fondo tras el levante de estos días pasados. Así que para no arriesgar y poder aprovechar el día, vamos a concentrar los trabajos entre Cabo Tiñoso y La Azohia. Esta zona costera aún presenta un aspecto magnífico por su espectacular relieve y, sobre todo, porque no ha sido todavía destrozada por filas de urbanizaciones como ocurre en la mayoría del litoral español. La verdad es que se hace raro poder ver trozos de costa sin que haya una edificación ni una grúa de construcción.

Tenemos casi calma chicha, aunque sopla una ligera brisa, que a lo largo de la tarde aumenta un poco. Pero, en general, son vientos de sólo 5-10 nudos.

Los buceadores han realizado dos inmersiones y con el ROV hemos realizado otras dos cortas para ver la transición desde la zona más superficial hasta los 100 metros de profundidad.

El litoral sumergido cae rápidamente hasta los 20-25 metros de profundidad. Las paredes se hayan ricamente recubiertas de esponjas y briozoos. Lo que también nos llama la atención aquí es lo rápido que esta zona ha sido ocupada por especies invasoras. Las algas rojas Asparagopsis spp. Y Lophocladia lallemandi se expanden a un ritmo vertiginoso. Y el coral madreporario Oculina patagonica, que también se considera invasor, ya forma densas colonias por toda la zona.

La presencia de peces no es abundante, aunque si que encontramos algunas escenas bonitas, como una morena (Muraena helena) y un murión (Gymnothorax unicolor) compartiendo gambas limpiadoras (Lysmata seticaudata) como buenas vecinas de grieta.

Aquí los nudibranquios también están representados por algunos ejemplares de Platydoris argo. Y la presencia de estrellas es común (Ophidiaster ophidianus, echinaster sepositus, etc.), En las zonas fangosas son sustituidas por las estrellas peine (Astropecten sp.).

En las zonas mas profundas el fondo va cambiando, haciéndose más fangoso según ganamos profundidad. Aquí las marcas de arrastre son cada vez más visibles formando auténticos socavones en el sustrato. En sus alrededores distintas especies de moluscos, como las caracolas torre (Turritella comunis), las pata de pelícano (Aporrhais pes-pelicani), o algún ceritido (Cerithium sp.). La mayoría de bivalvos que encontramos son restos de berberechos (Acanthocarida, Glycimeris sp., Cerastoderma sp.), vieiras (Pecten sp. Chlamys sp.) y otras. Algunos de los lugares que muestreamos son antiguos maërls. Y digo antiguos porque ya sólo quedan unos pocos rodolitos vivos y el resto es una masa de algas trituradas por el paso continuo y de años de arrastreros.

Hoy al llegar a puerto saldremos a cenar fuera del barco, así daremos un descanso al cocinero y estiraremos un poco las piernas ya que en los próximos días no creo que podamos salir mucho. Confiamos en tener unos cuantos días buenos para trabajar intensamente en la zona de Cabo de Palos e Islas Hormigas.

A continuación:

From Ibiza to Cabo de Palos

Leer el artículo siguiente