Would you like to view our US Site?

Blog Posts by: Rubén González

Han pasado ya más de 40 días desde el inicio de la Expedición. Hoy estábamos algunos de nosotros reunidos después de la jornada de trabajo en nuestra "sala de cine" y comentábamos cómo parecía que llevábamos aquí una eternidad. Es como si todos nos conociéramos de siempre y no hubiera mundo más allá del Neptune y su horizonte. Pero a la vez nos dimos cuenta de que el tiempo había pasado y que lo que parecía tan lejano empezaba a avanzar hacia nosotros como un tren sin freno...

Los días van pasando y el fin de la campaña se acerca. Queda poco menos de una semana pero hay que calmar las ganas por volver a casa, los accidentes llegan cuando uno baja la guardia. Si algo me ha enseñado la navegación de altura y las pasadas campañas es a empezar y acabar al mismo ritmo. A veces conozco gente que lo da todo el primer día de una travesía, suelen ser víctimas del cansancio del mar y pronto quedan derrotados, sobre todo con mal tiempo. De las regatas aprendí que hay que tener la mente despejada para que todo salga en el mínimo tiempo posible y llevarse la victoria.

Las horas de ROV en cubierta son largas y uno tiene que buscar algo que hacer sin dejar de estar pendiente a lo importante, ya sea a los mosquetones, lastre, winche o los mandos del Ranger. Este año hemos coincidido unos cuantos locos por el ejercicio a bordo y esto ha hecho que, en determinados momentos de calma relativa, el Ranger parezca un gimnasio flotante. Hay que inventarse ejercicios en los que, en menos de dos segundos, se esté de nuevo en el puesto de trabajo, no hay que olvidar que manejamos material muy delicado y cualquier error puede resultar fatal.

“El que no entienda que un barco es un ser vivo, no sabrá nada de barcos ni de la mar”

Gran frase de un gran navegante como Moitessier que resume perfectamente lo que sentimos muchos de los que vivimos por y para los barcos, algo que a su vez nunca podrá entender ningún “terrestre”. Aunque el Ranger sólo toca el agua para las campañas yo tengo la gran suerte de compartir con él muchos momentos, buenos y malos, durante los meses de varadero, la mejor oportunidad de conocer un barco desde la quilla a la perilla.

Hola a todos, soy Rubén, oficial del Ranger. El día a día del personal de cubierta comienza temprano. Baldeo general, llenado de depósitos de agua, varios check y a largar amarras. Las navegaciones hasta los puntos de trabajo se utilizan para descansar, charlar o simplemente observar la mar y las nubes. Estamos teniendo suerte con la “meteo” aunque me esperaba menos lluvia, está lloviendo casi cada día desde hace una semana. En cubierta se sufre bastante con el sol pero cuando se nubla y arrecia el viento fresco se le echa de menos, no nos conformamos con nada.

Hoy hemos comenzado el día temprano y como mejor sabemos, asaltando el buffet del desayuno como si no hubiera un mañana, hay que coger fuerzas para pasar un largo día en el mar. Hoy tenemos que dirigirnos al puerto de Rää así que cogemos un tren hasta Helsingborg y de ahí un autobús que nos dejará cerca de nuestro destino.

Hola a todos, mi nombre es Rubén González y soy el encargado de coordinar las maniobras de ROV a bordo del barco. Mi trabajo consiste en posicionar el barco de manera que el ROV pueda navegar bajo el agua, por lo que tengo que tener en cuenta factores como la corriente marina, dirección e intensidad del viento, profundidad, perfil del fondo, tiempo de respuesta del barco y movimientos del ROV. Mi lugar de trabajo es la cubierta, donde tengo comunicación continua con el equipo de ROV y con el capitán.