Would you like to view our US Site?

Blog Posts by: Javier Camarena

Hoy nos dejan algunos de los compañeros de la expedición, así que les ayudamos con la descarga, nos despedimos de ellos y les deseamos buena suerte, como es costumbre en el mar.

Por la tarde aprovechamos que el barco tiene que aprovisionar para visitar Ámsterdam, que nos queda a pocos kilómetros.

Qué puedo decir de esta hermosa ciudad, solo que pasamos una tarde estupenda y disfrutamos de sus calles, canales y gentes, quedándonos con ganas de un poco más. Pero hay que volver al barco, en pocas horas, partiremos para el Reino Unido.

Estamos ya en la última semana de trabajo y el síndrome de la vuelta a casa se empieza a notar entre los que más tiempo llevan lejos de sus hogares.

La campaña sigue bien. Vamos encontrando especies rarísimas, de cuyo nombre no puedo acordarme, y otras más comunes, como las gambas. Es curioso verlas vivas y en su hábitat en vez de en un plato. Se mueven en grupo y a veces las vemos en procesión de un lado a otro, reunidas en torno a una roca o un neumático, como si de su templo se tratara.

Estamos en Líbano, justo enfrente de Beirut. Trabajamos todos los días con unas excelentes vistas de esta hermosa ciudad, construida sobre montes pegados al mar.

Nuestro fascinante trabajo nos lleva a profundidades de hasta 1000 metros, es como si las laderas de la urbe no terminasen nunca. Estamos encontrando vida submarina muy particular, como suele ser habitual con Oceana y especialmente a esta profundidad. El lado triste es que incluso en estos abismos, la basura humana empieza a ser la tónica, nuestro pobre mar Mediterráneo está  sufriéndonos de lo lindo y da pena.

Hoy es el último día en alta mar y hemos podido sumergir el ROV solo una vez, esta mañana. Después las olas y la corriente han ido en aumento indicando que el trabajo aquí está llegando a su fin. La tripulación ha empezado a pensar en el viaje de regreso al puerto y en volver a casa. Ahora nuestra última tarea es reunir a toda la tripulación y preparar el barco para la vuelta. Mañana llegaremos al puerto y entonces tendremos tiempo para las despedidas. La expedición ha sido realmente interesante para mi, un trabajo agradable con buena gente y para una buena causa: ¡perfecto!

Hoy ha amanecido igual que estos últimos días, gris frio y ventoso. Nada especial tratándose del Mar del Norte, aunque estemos a mitad de agosto. En estos días de mala mar, la rutina de trabajo es poca. Hacer unos chequeos al ROV, seguir el plan  de mantenimiento y comprobar que todo sigue funcionando. Hoy aprovecharemos que es lunes para comprar algunos materiales en la ferretería local.