Would you like to view our US Site?

Blog Posts by: Helena Álvarez

Los días van pasando y ya estamos casi en el ecuador de la campaña. Por el momento, no tenemos ninguna queja de cómo nos está tratando el viento, el mar y la isla. Las condiciones son óptimas para muestrear los fondos eólicos, los cuales nos sorprenden cada día con especies nuevas y habitats que merecen ser protegidos.

Por fin, después de haber consultado la previsión meteorológica una y otra vez, parecía que se abría una pequeña oportunidad para poder realizar la travesía de Noruega a Dinamarca (unas 100 mn). Era el mejor momento ya que, según el pronóstico, el viernes por la tarde empeoraba de nuevo. De modo que ayer por la noche lo aseguramos todo lo mejor que pudimos por si el viento y las olas batían contra la embarcación y esta mañana, a las 6 en punto, los motores de nuestra casa flotante se pusieron en marcha y finalmente dejamos la lluviosa (y preciosa) Noruega atrás.

Hoy, igual que ayer, el tiempo no acompaña y las olas son grandes. Afortunadamente, la costa noruega tiene multitud de islotes y rocas emergentes donde podemos resguardarnos para hacer inmersiones de buceo. Ambos días hemos documentado grandes bosques de laminarias (Laminaria saccorhiza), acompañados de sus típicos habitantes como equinodermos, nudibranquios y múltiples epífitos habitando en sus grandes hojas.

Siempre es excitante comenzar una nueva expedición. Son muchas cosas que deben de funcionar a la perfección, muchos meses de preparación y, sobre todo, un gran equipo de personas implicado. Esta vez, abandonamos los viejos mares conocidos (Mediterráneo, Atlántico ibérico y Macaronésico, Báltico) para descubrir, por primera vez lo que se esconde bajo la superficie del Mar del Norte.

Hoy continuamos muestreando la zona de fondeadero de grandes buques al este de la isla de Malta. A pesar de los grandes impactos que recibe, la biocenosis se abre camino, creando ricos fondos de agregaciones de algas calcáreas, algas verdes y pardas y, en ocasiones, fango bastante estructurado y con alta presencia de algunas especies protegidas. Aun así, se aprecian también los impactos que generan las anclas de estos enormes buques (cargueros, gaseros, remolcadores, etc.), destruyendo estos frágiles hábitats. Filmar esto es imprescindible para ponerle remedio.

Todos los métodos de investigación conllevan un cierto impacto sobre el medio que es asumido por el investigador. Aunque es prácticamente imposible no ejercer ningún daño­­ - levantando sedimentos o atropellando algún coral- el muestreo que hacemos con ROV es el menos intrusivo que existe para estudiar las profundidades. Aun así, en ocasiones no es suficiente con una imagen para distinguir una cierta especie, ya que se diferencian unas de otras en pequeños detalles como en la forma de alguna espícula o en los pólipos invaginados.

Recién incorporada a la expedición de Malta, hoy zarpamos hacia una de las zonas de investigación más alejadas, donde nos disponemos a pasar los próximos 3 días. Las condiciones meteorológicas y el estado del mar hacen que sea un día óptimo para una navegación de 4 horas hasta llegar al primer punto de muestreo.

Páginas