Would you like to view our US Site?

Blog Posts by: Enrique Talledo

En este, mi último diario de esta expedición, trataré de contaros desde un punto de vista personal las sensaciones obtenidas a lo largo de estos intensos días.
Los científicos a bordo, comandados por Ricardo Aguilar, llevan censadas alrededor de unas 70 especies. Como podéis intuir, esto supone que en cada una de las decenas de inmersiones realizadas, tan solo documentamos unas pocas variedades de invertebrados, peces, plantas o algas.

6,30h de la mañana, el despertador del pequeño móvil me despierta para indicar que es hora de aprovechar el tiempo en el Báltico, tenemos por delante una hora antes de zarpar, para adentrarnos entre el denso bosque en busca de uno de los mamíferos más bellos, el alce. Ninguno de las cuatro personas que hemos ido hemos divisado a este precioso animal. Otra vez será…

Los días se suceden entre las profundas incursiones del ROV en el lecho marino y la documentación en aguas más someras. Aun permanece en mi retina y en la mente para el resto de mi vida, la impactante escena de la jornada de ayer. Comenzábamos la primera inmersión del día cuando a unos 20 metros de profundidad, nos topamos con una tortuga de la especie Caretta caretta enganchada en el fondo con un anzuelo en la boca. 

UN RECUERDO, lejano en el tiempo, un resplandor rojizo en la cima volcánica, mientras descienden bruscamente rocas por una ladera de la isla de Estrómboli.

UN PRESENTE, viviendo una experiencia al alcance de muy pocas personas, descubriendo a cientos de metros bajo la superficie marina a extrañas criaturas acostumbradas a la oscuridad.

UN PRIVILEGIO, formar parte de un equipo humano perfectamente coordinado para llevar a cabo la investigación oceánica de las islas Eolias.

¿Te imaginas abrir una ventana hacia el mar y observar durante dos meses los fondos submarinos del Mar del Norte? Nuestra vía de observación, aparte de nuestra propia vista, son múltiples sistemas de cámaras, sensores, robots submarinos, dragas y demás sofisticados aparatos. En lo que se refiere a la documentación de aguas someras, el equipo de buceadores hemos disfrutado con las espectaculares colonias de aves en las costas escocesas y amplias áreas marinas con bosques de quelpos.

Han tenido que pasar muchos años para que se cumpla un gran deseo: documentar la vida sumergida en las frías aguas de la costa de Noruega. Esto es lo que estamos llevando a cabo, desde hace unos días. Extremadamente feliz por tener la sensación de ser los primeros en explorar muchos de estos fondos marinos y por hallar uno de los peces “top ten” del Mar del Norte, el ansiado pez lobo (Anarhichas lupus)

A unos 25 m de la superficie y a una temperatura de 9ºC, me he topado con un ejemplar joven, creo que mis ojos por unos instantes fueron más grandes que los suyos...

Hoy llegamos al ecuador de la campaña y analizando un poco lo que a diario documentamos es fácil observar que a partir de los 200 metros los fondos se componen principalmente de fango.

Decenas de cañones submarinos descienden paralelamente a los 225 km de costa que tiene el Líbano.

 Pocos animales bentónicos se adaptan a vivir en estos taludes fangosos, con pendientes que incluso superan los 45º de inclinación.

Siempre es bueno cumplir años de una manera especial y diferente y si el motivo es bueno, mejor aún. Así ha sido, embarcado en la Expedición DEEP-SEA LEBANON y documentando la vida a bordo. Hoy nos hallamos a pocas millas de las castigadas ciudades de Trípoli y Beirut, a escasos cientos de kilómetros de una guerra cruel y absurda.

Hola de nuevo, quiero aprovechar éste -mi último diario de esta expedición- a explicar el porqué de tanto esfuerzo humano y económico, con ilusión y plena dedicación de todos nosotros. Os preguntaréis para qué se crean las AMPs y si merece la pena su creación. Yo en su día también me lo  pregunté... A lo largo de muchos años, he podido conocer de primera mano, numerosos espacios protegidos, y puedo afirmar que no simplemente es que sean buenos, sino que hoy en día son necesarios e imprescindibles.

Páginas