Would you like to view our US Site?

Blog Posts by: Aaron Sáenz

Es curioso cómo reaccionan al vernos llegar; levantan la cabeza, se escrutan entre ellas, y cuando la primera da el paso de huida, las otras la siguen a tropel. Ganados unos metros de distancia (de falsa prudencia y de escasa  utilidad), se detienen para satisfacer su curiosidad. Nos observan, se observan, e intercambian inquietudes en un lenguaje extraño, para acabar dando media vuelta y despedirse con un frío picado tras un escueto saludo. El único rastro a su paso, unas  ligeras ondas en el agua, o unas pisadas olvidadas en la playa.

Cuando buceamos en mares tropicales el agua es azul celeste, transparente, y caliente, las condiciones ideales. Sin embargo llevando 15 días de campaña y buceando en aguas turbias, verdes y frías, estamos encantados. Tanto en Escocia como en Noruega nos hemos encontrado un ecosistema propio de agua templadas, “si se le puede llamar así a temperaturas de 9ºC”. Este ecosistema en un verdadero bosque, “el bosque encantado”. En todas las inmersiones hasta los 20 metros de profundidad un bosque de algas de varios metros de altura (quelpos) tapiza el fondo, impidiendo ver la roca.

Han tenido que pasar muchos años para que se cumpla un gran deseo: documentar la vida sumergida en las frías aguas de la costa de Noruega. Esto es lo que estamos llevando a cabo, desde hace unos días. Extremadamente feliz por tener la sensación de ser los primeros en explorar muchos de estos fondos marinos y por hallar uno de los peces “top ten” del Mar del Norte, el ansiado pez lobo (Anarhichas lupus)

A unos 25 m de la superficie y a una temperatura de 9ºC, me he topado con un ejemplar joven, creo que mis ojos por unos instantes fueron más grandes que los suyos...

Hoy me he levantado, y un día más, ya era de día, para mí hacia un sol espléndido (pero la verdad es que estaba lloviendo) y con buen humor he salido de la habitación, desayunando con mis compañeros y preparándonos para otro día perdidos cerca de Noruega, sin saber qué día del mes, sin saber qué día de la semana era, pero lo que sí que sabía, era que íbamos a tener una nueva aventura.

Arrancamos el lunes con las pilas cargadas después de nuestra primera parada en el puerto de Haugesund (Noruega). A las 7 de la mañana ya estamos preparados para tirar las dos embarcaciones al agua, ¡¡hoy tenemos día de buceo!! A la hora de comer, nos resguardamos entre unas islas que se encuentran a 8 millas de la costa y aquí es donde realizamos la segunda inmersión... El paisaje es espectacular y la sensación de estar aquí...¡Uf, impresionante! Es mi primera campaña como buzo en Oceana y me siento muy afortunado de poder vivir y compartir con todo el equipo esta experiencia.

Esta es mi primera campaña con Oceana, mi tarea es patrón de una neumática y de ayuda en las maniobras del ROV y dragas en cubierta. Después de catorce días de navegación por aguas de Escocia, las experiencias vividas han sido inmejorables y con tiempo estupendo, excepto hoy domingo, que tenemos descanso en puerto noruego y tenemos el día gris y lluvioso.

 

Soy Adolfo De Los Ríos Cerón, tengo 23 años y soy el patrón de una de las neumáticas de esta campaña. Acabé el curso de técnico en operaciones subacuáticas e hiperbáricas hace cuestión de dos meses y nada más finalizar los estudios me surgió la oportunidad de realizar este trabajo. Sinceramente, me siento muy afortunado de que mi primer trabajo sea de estas características. Con respecto a los compañeros, hay un ambiente extraordinario, son todo gente sana, agradable y muy trabajadores. Resumiendo, lo que llevo de campaña me está pareciendo un trabajo fantástico y muy, muy productivo.

A veces te sumerges en agua dulce, otras en agua salada. Hoy le tocaba al ROV bucear en agua con gas. Son pequeñas zonas que resultan tener actividad gaseosa por debajo y que a veces el susodicho gas sale a superficie cual gran pompa de jabón (así me lo imagino).

Tal ha sido nuestra suerte que no solo hemos podido bucear en dichas zonas sino que nos hemos encontrado también no solo uno, sino dos “perros del norte”. Para los no iniciados en la biología –como yo–, son unos peces con una boca muy grande, amenazadores y a los que le gusta meterse bajo piedras.

Hoy llegamos a mitad del Mar del Norte.

Nos despertamos con mal tiempo, frío, lluvia y algo de viento. Hoy parece invierno, al contrario que ayer, que tuvimos un día de verano. Es increíble lo rápido que puede cambiar el tiempo aquí, pero estamos bien en el corazón del Mar del Norte.

Aquí esperamos encontrar pockmarks. Los pockmarks son cráteres en el lecho marino causados por fluidos (gases y líquidos) que brotan del lecho marino y fluyen por el sedimento.

Otro gran día más, pero además hoy hemos estado acompañados de un gran día soleado que nos ha hecho recordar que estamos en verano. La verdad que ha sido un buen regalo que todos hemos agradecido y disfrutado. Pero hoy el horizonte se ha visto un poco diferente, no hemos podido contemplar su gran belleza. La causa ha sido la enorme plataforma petrolífera que nos ha acompañado durante la jornada de hoy y que desafortunadamente nos hace recordar todo el mal que provoca en los fondos marinos. Una lástima.

 

Páginas