Would you like to view our US Site?

Blog Posts by: Javier Camarena

Es mi segundo año trabajando para Oceana y también el segundo en el Mar del Norte. Soy parte del equipo del ROV (Remotely Operated Vehicle, robot submarino).

Nuestra labor aquí es muy interesante y no tiene nada que ver con los trabajos que he realizado anteriormente. Trabajar y cuidar de los océanos a la vez es un privilegio que te hace sentir fantástico.

Como ya sabréis, somos un gran equipo compuesto por submarinistas, biólogos, marineros, fotógrafos, especialistas en vídeo submarino y más, pero nos hemos hecho un equipo y la atmósfera a bordo es muy buena.

Hoy nos hemos despertado a un hermoso día en el extremo más septentrional de las aguas danesas. Es mi primera expedición con Oceana y siento la emoción de averiguar que hay bajo la superficie.

Trabajar como biólogo marino a bordo del Neptune es duro, pero muy gratificante. Uno esperaría que llenarse de barro recopilando datos acabaría desanimando a cualquiera, pero a mí me anima y emociona en comparación con trabajar en la oficina (el Neptune también tiene un suministro ilimitado de café recién hecho, lo que contribuye a elevarnos la moral).

Antes de todo, quiero desear un feliz cumpleaños a Jordi. ¡Esperemos que te haya gustado la tarta!

Después de un par de días de descanso en Hirsthals (Dinamarca), ya hemos vuelto al trabajo (desafortunadamente el buen tiempo no nos ha acompañado). Además de hartarnos a tarta de cumpleaños, conseguimos hacer buceos con el ROV y dragas, y los buceadores exploraron las aguas de la zona.

En las dragas hemos podido ver ofiuras, erizos e incluso un ratón de mar (Aphrodita aculeata).

Hoy estamos atracados en el puerto de Hirtshals disfrutando de nuestro día libre, después de haber terminado la etapa noruega de la expedición. Ya en el ecuador de la campaña, es bueno parase y hacer una recopilación del trabajo llevado a cabo hasta la fecha, para tomar conciencia de todo lo visto, documentado, explorado y clasificado. De momento, las condiciones meteorológicas nos están permitiendo trabajar bien, lo que ha dado como resultado una muy productiva primera mitad, que espero que se prolongue hasta el final de la expedición.

Las expediciones de investigación de Oceana constan de varios elementos para recolectar, identificar y documentar comunidades marinas que viven en el fondo oceánico. Un método que cubre todos estos elementos y que se utiliza mucho en las expediciones de Oceana es la recogida de muestras con draga. Aunque para los legos hacer una draga puede parecer algo así como  jugar con barro, en realidad es una de las maneras que tenemos de estudiar el fondo marino. Os sorprenderíais de lo rica que es la vida marina aquí.

Cada día, miles de aparejos de pesca se pierden en el fondo de los océanos, a veces por enganches en las rocas y otras veces porque ya no resultan útiles y son desechados directamente al mar. Estas artes de pesca abandonadas siguen cumpliendo con su función durante mucho tiempo.

En las dos inmersiones que hicimos hoy pudimos ver estas trampas mortales, una red que ya estaba totalmente colonizada de vida y una nasa recién perdida llena de bueyes de mar que estaban condenados a muerte, la abrimos y dejamos que pudieran salir.

Los fangos cubren la inmensa mayoría de los fondos marinos de los océanos. Incluso muchas zonas rocosas suelen verse cubiertas por una leve capa de fango. En ocasiones pueden resultar aburridos para la vista, ya que gran parte de la vida ocurre dentro, en el subsuelo. Gusanos, erizos, ofiuras, holoturias, moluscos, crustáceos, peces… una gran vida subterránea. En otras ocasiones hay especies que se han acomodado a estos ambientes y desarrollan formas ramificadas para agarrarse al sustrato.

Páginas