Would you like to view our US Site?

Blog Posts by: Carlos Pérez

Alcanzamos la costa de Córcega. La prueba del día era usar por primera vez nuestro equipo de sonda tridimensional para barrer un fondo de trabajo y obtener un gráfico de su relieve. La verdad es que nos ha dejado boquiabiertos ver cómo pasada tras pasada el fondo se iba convirtiendo en una imagen en relieve y que nuestro equipo nos permite ver su estructura desde distintos ángulos, simulando una cámara submarina. Es como tener la capacidad de “cortar un trozo de tarta de fondo de océano y servirla en la mesa”. Estamos encantados con la maquinita.

 El día 7continuamos nuestra navegación hacia aquí, después de nuestra experiencia con los fantásticos tiburones peregrino. El mar estuvo calmo y solo cabe reseñar un par de peces luna en superficie, como acostumbran, que esperaron convenientemente a que tuviésemos todos los equipos puestos y listos para ir a filmarlos antes de decidir desapareces aguas adentro. Gajes del oficio.

Hoy me han machacado una hora de sueño, menos mal, si no lo hacen me como sus higadillos en adobo. Mi guardia es de ocho a doce pero a las siete de la mañana he brincado de la cama con las legañas todavía puestas. Que tripa se les ha roto a estos “pelaos”!  Bueno, ni mas ni menos que un grupo de entre tres y cinco tiburones peregrinos (Cetorhinus maximus) alimentándose tranquilamente sin la menor preocupación, pegaditos al Ranger.

Por causa del mal tiempo (mucho viento...), el capitán Jordi decidió quedarse un día más; hoy desayunamos bien, unos cafés con leche y croissants en el puerto de Torredembarra.

El primer oficial del barco, Carlos Pérez nos dio el briefing por la mañana para definir las tareas de cada uno y escuchar las necesidades de toda la tripulación. Después, fue a comprar los últimos efectos necesarios a bordo.

Llegamos a Mallorca, después de seis meses de navegación por el Pacífico y el Atlántico.

Dirigidos por Xavier Pastor, salimos de Los Angeles ( California, USA ) a principios de enero y hemos recorrido 11.000 millas, navegando por aguas de Estados Unidos, México, Costa Rica, Panamá, Honduras, Bahamas, Bermudas, Azores y Portugal continental. Hemos participado un centenar de voluntarios de muy diversas nacionalidades; entre ellos se encontraban biólogos, cámaras y fotógrafos submarinos así como buceadores de apoyo, además de la tripulación básica del barco.

No siempre se puede llevar a cabo lo que se ha planificado. Esta mañana ha amanecido con mal tiempo, 30 nudos de viento y unas olas de dos metros. Se ha decidido cancelar las últimas inmersiones en el monte Ormonde perteneciente al conjunto de montañas submarinas del Gorringe.

Aun así, el resultado de esta etapa de la expedición del Ranger, que comenzó en el mes de enero de 2005 en aguas del Pacífico, ha resultado satisfactorio. En el Banco Gorringe se han realizado un total de 12 inmersiones ( 6 cada pareja de buceadores ) con el fin de documentar la vida marina y el estado en que se encuentra este ecosistema tan singular ubicado a unas 150 millas de la costa más cercana. Y no sólo singular, sabemos que algunos de los paisajes submarinos que hemos visto aquí no habían sido vistos antes por ningún ojo humano. Nos sabemos haciendo historia. Los estudios sobre estos montes y sobre las montañas marinas de casi todo el mundo son muy escasos.

Otro nuevo día de buceo de alto riesgo. Inmersiones por debajo de los 40 metros. La cámara hiperbárica más cercana se encuentra en Lisboa, a 500 Km. Algunos helicópteros convencionales no tendrían autonomía para llegar hasta aquí y volver a tierra.

Kelps

Se adoptan todas las medidas de seguridad necesarias, así que no hay por que preocuparse.

Anoche, concierto de blues en el Ranger interpretado por Danielle, Dana e Indi. Mientras, navegamos unas veinte millas para dirigirnos a otra de las cimas del Gorringe, al monte Ormonde.

Esta vez nos cuesta más encontrar la cima de la montaña. Comprobamos que todas las cartas marinas están mal y que ninguna de las referencias que teníamos es correcta. Pasada la media noche, por fin damos con el punto: 32 metros de profundidad en la zona más elevada.

A la mañana siguiente nos despertamos con mar tranquilo y cielo despejado. Al poco de bajar el primer equipo de submarinistas, a los que quedamos a bordo nos visita un pez luna ( Mola mola ) de más de metro y medio.

Diver

Otro día en medio del océano. Cuando hemos amanecido en el Ranger el mar estaba tranquilo como un plato. Después de pasar la noche a la deriva sólo nos hemos desplazado 4 millas que, a juicio del capitán y de los marineros, no es excesivo.


Hoy, el equipo de buceadores ha planificado cuatro inmersiones. Han decidido bucear cada pareja por separado para controlar mejor la situación. Mar tenía molestias en un oído pero ya lo ha superado. Todo parece indicar que va a ser un día muy agradable.

Después de 24 horas de navegación desde el puerto de Lagos en dirección suroeste, hemos llegado a Gorringe. La tripulación ha preparado una boya de fondeo para marcar el lugar que además servirá a los buceadores como cabo gua cuando se sumerjan. Encontrar un punto adecuado para fondear no ha sido fácil. Con la sonda del Ranger el capitán ha marcado varios puntos en torno a 40-50 metros hasta dar con una profundidad de 30 metros. Bibi, la marinera de Cambados, pone a punto la lancha auxiliar con la que transportará a los cuatro buceadores, las cámaras de video y un torpedo. El torpedo es un aparato sumergible provisto de un motor eléctrico y una hélice que sirve para que el buceador recorra largas distancias sin demasiado esfuerzo. En la primera inmersión solamente baja una pareja de buceadores formada por Mar Mas y Dana Harlow. Además de reconocer el lugar, chequean el funcionamiento del torpedo y llevan una cámara de fotos.

Páginas