Would you like to view our US Site?

Rape

Hoy tuvimos muy mal tiempo. Los fuertes vientos hicieron que las condiciones marítimas fueran muy desfavorables para cualquier cosa que hiciéramos. En mar abierto las olas alcanzaban los tres metros y hacían que fuera imposible sumergir el ROV. Decidimos quedarnos cerca de la orilla y guarecernos tras unas pequeñas islas rocosas para lograr unas condiciones más tranquilas. Aquí los submarinistas sí pudieron trabajar.

Tuvimos una inmersión antes del almuerzo. Fue muy diferente de cualquier otra de las inmersiones que habíamos hecho hasta entonces en la expedición. Inmensas hojas de algas marinas cubrían el suelo rocoso, encontrar vida marina y especialmente documentarla con fotos y vídeos resultó ser bastante complicado. Nuestra segunda inmersión por la tarde comenzó más o menos igual… algas y más algas… A mitad de la inmersión Jorge Candan divisó un rape de casi un metro de largo. Estoy seguro de hablar por todos los submarinistas si digo que de lejos ha sido el punto álgido de la expedición bajo el agua hasta el momento. Durante una buena media hora, los paparazzi del océano se pusieron a trabajar, el rape quedó bañado por la luz del vídeo y los flashes de la cámara. No parecía preocuparle demasiado, fue muy corporativo… quizás simplemente estaba disfrutando de este momento de gloria…

 

 

A continuación:

From the sea into the mountains

Leer el artículo siguiente