Would you like to view our US Site?
Deep-sea Lebanon expedition
© OCEANA/ Enrique Talledo

Hoy nos disponemos a seguir explorando el cañón de Beirut y la jornada comienza muy pronto. Tenemos prevista una inmersión en la zona más profunda (entre 500-600 metros) y otra más somera (60-120 metros) en la cabeza del cañón. Pero también queremos encontrar la que aquí llaman “la fosa del tiburón”, donde parece ser que habita el tiburón toro.  Ponemos rumbo a nuestro destino y la mañana alejándonos del puerto nos regala un amanecer espectacular con un skyline de Beirut que casi podría ser la Manhattan del Mediterráneo.

En la primera inmersión hemos documentado diferentes especies de gambas (Parapenaeus longirostris, Plesionika edwarsii y Plesionika heterocarpus) , algunas de ellas incluso portando huevos.  En la segunda inmersión, donde esperábamos encontrar un fondo de coralígeno o mäerl nos ha sorprendido un gran campo de plumas de mar (Pennatula rubra) con unas densidades bastante considerables y muchas estrellas de mar que han venido acompañadas de sepias (Sepia officinalis), pulpos (Octopus vulgaris) y una puesta de calamar.

Para terminar el día, también hemos documentado algunas embarcaciones artesanales bajo un gran luna que escalaba el cielo de Beirut. Por cierto, la sonda parece que ha encontrado la fosa del tiburón, veremos si nos depara alguna sorpresa en los próximos días.

A continuación:

Día de reemplazo

Leer el artículo siguiente