Would you like to view our US Site?
© OCEANA/ Juan Cuetos

A veces te sumerges en agua dulce, otras en agua salada. Hoy le tocaba al ROV bucear en agua con gas. Son pequeñas zonas que resultan tener actividad gaseosa por debajo y que a veces el susodicho gas sale a superficie cual gran pompa de jabón (así me lo imagino).

Tal ha sido nuestra suerte que no solo hemos podido bucear en dichas zonas sino que nos hemos encontrado también no solo uno, sino dos “perros del norte”. Para los no iniciados en la biología –como yo–, son unos peces con una boca muy grande, amenazadores y a los que le gusta meterse bajo piedras.

Con el día terminado nos ponemos rumbo a puerto noruego. A veces te sumerges en agua dulce… mañana toca sumergirse en alcohol :-)

 

 

A continuación:

Buscando pockmarks

Leer el artículo siguiente