Would you like to view our US Site?

España podría ser fuertemente multada por la venta de “pezqueñines”

La Comisión Europea ha demandado al Gobierno español por no evitar la captura y venta de peces inmaduros.

Press Release Date

Thursday, January 25, 2007
Location: Madrid
Contact: Marta Madina: mmadina@oceana.org 0034 911 440 884

Francia ha sido multada repetidamente con un total de más de 100 millones de euros por la venta de merluza de talla inferior a la permitida.

La Comisión Europea ha demandado al Gobierno español ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea tras siete años de continuas denuncias por el incumplimiento de las normativas europeas sobre la captura, desembarco y comercialización de peces de talla inferior a la permitida.

Oceana ya avisó al Gobierno español en marzo de 2006 que la multa que le había sido impuesta a Francia podría salpicar también a España si no se establecían de forma inmediata y urgente las medidas necesarias para acabar con la captura y venta de “pezqueñines” en numerosas lonjas, mayoristas, pescaderías y centros de hostelería.

Gran responsabilidad de esta denuncia son las capturas de inmaduros en las costas andaluzas, aunque la comercialización de juveniles es generalizada en toda España.

Durante este año, el buque de investigación Oceana Ranger estuvo analizando las aguas y fondos del mar de Alborán y las costas andaluzas, donde se detectaron múltiples marcas de pesca de arrastre en zonas protegidas en las que se congregan peces inmaduros.

La pesca ilegal sobre praderas de fanérogamas marinas no sólo ha acabado con grandes extensiones de este importantísimo ecosistema, sino que captura principalmente peces juveniles que buscan cobijo entre las hojas y matas de estas plantas.

Pese a las continuas campañas publicitarias sobre “pezqueñines”, la extensión de prácticas de pesca poco selectivas y destructivas, junto a la sobrepesca y la captura en zonas prohibidas, además de las permisivas legislaciones y la inacción de las administraciones, tanto en el mar como en  tierra, dan como resultado una falta escandalosa de control pesquero.