Would you like to view our US Site?

Ya llevamos un par de semanas de campaña y todo va saliendo. Como siempre con un gran esfuerzo por parte de todos, con algún que otro problemilla, pero el trabajo que vinimos a hacer se va realizando.

Es una lástima no tener más tiempo para visitar el país, un país con una historia enorme a sus espaldas. El 90% del tiempo lo pasamos navegando cerca de sus costas. Unas costas urbanizadísimas, ya que la gran parte de la población del Líbano vive en ellas.
Pero a veces, por la noche, mirando el cielo con sus titilantes estrellas no puedo dejar de imaginar que estoy navegando las aguas que vieron nacer posiblemente al mejor pueblo navegante de la historia antigua del Mediterráneo, los fenicios. Únicos navegantes de su época que superaron la navegación de cabotaje para convertirse en navegantes oceánicos. Y lo hicieron aprendiendo a mirar las estrellas. Las mismas estrellas que vemos cada noche nosotros, y el mismo mar por el cual navegamos, y estudiamos para poderlo proteger mejor.
Hasta la próxima.

 

 

Up Next:

El lecho marino fangoso

Read Next Article