Would you like to view our US Site?

Tiburones

Los tiburones llevan nadando en los océanos desde hace aproximadamente 400 millones de años.  Debido a la acción del ser humano, estos animales, que han sobrevivido a las principales extinciones masivas, se enfrentan ahora a los mayores retos de su historia: la sobrepesca,  el cercenamiento de aletas y las capturas accidentales.

De las 307 especies de tiburón evaluadas por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés), 50 de ellas están clasificadas comoVulnerablesEn Peligro o En Peligro Crítico, pero sólo el tiburón blanco, el tiburón ballena y el tiburón peregrino están protegidos internacionalmente por la Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES). Los tiburones representan hoy en día el mayor porcentaje de especies marinas amenazadas en la Lista Roja de la IUCN.

Como grandes depredadores, los tiburones desempeñan un papel especial a la hora de mantener la salud de los ecosistemas marinos, ya que sirven como indicador de la salud de los océanos. Los tiburones tienen un crecimiento muy lento, maduran tarde y tienen pocas crías, lo que los hace muy vulnerables a la sobrepesca.

Hoy, los tiburones son una especie objetivo de muchas pesquerías de la UE. Sus aletas, que se exportan a los mercados asiáticos para la elaboración de su tradicional sopa, y su hígado, que se destina a la industria internacional de cosméticos, son unos de los productos de origen marino más caros. Además, muchas especies de tiburón son frecuentemente objeto de capturas accidentales.

La falta de información acerca de las capturas y el comercio complica la valoración del estado de las poblaciones de tiburones, así como el desarrollo de unos planes óptimos de gestión de las pesquerías de tiburón. Además, existe la evidencia de que se capturan tiburones en grandes cantidades y de que algunas poblaciones biológicamente vulnerables se encuentran por debajo de niveles sostenibles.

¿Qué hace Oceana?

Cambios en la legislación

Oceana trabaja para eliminar la práctica del “finning o cercenamiento de aletas, es decir, cortar las aletas y tirar el cuerpo aún vivo por la borda. Esta práctica se ha ido incrementando a medida que los países asiáticos demandan más aleta para la “sopa de aleta de tiburón”, lo que provoca a su vez un incremento en el  precio de las aleteas.

En Europa, Oceana trabaja para que se cree una normativa sólida para la pesca de las diferentes especies de tiburón. España posee la principal flota.

ICCAT

Este organismo regula la pesquería de grandes pelágicos y establece TAC (Totales Admisibles de Capturas) y cuotas para algunas especies de tiburones. Oceana trabaja para que se creen medidas que se ajusten a las diferentes poblaciones, así como para lograr que se establezcan planes de gestión en todas aquellas especies de tiburones objetivo de las diferentes pesquerías.

Para más información sobre la importancia de los tiburones, haga clic aquí.

Especies en peligro

Tiburón peregrino (Cetorhinus maximus)

 

 

 

 

Tiburón amarillo (Carcharhinus acronotus)

 

 

 

 

Tintorera (Prionace glauca)

 

 

 

 

Tiburón coralino (Carcharhinus perezi)

 

 

 

 

Tiburón zorro (Alopias vulpinus)

 

 

 

 

Tiburones de profundidad

 

 

 

 

Tiburón arenero (Carcharhinus obscurus)

 

 

 

 

 

 

Tiburón blanco (Carcharodon carcharias)

 

 

 

 

Tiburón limón (Negaprion brevirostris)

 

 

 

 

Marrajo carite (Isurus paucus)

 

 

 

 

Gata nodriza (Ginglymostoma cirratum)

 

 

 

 

Jaquetón oceánico (Carcharhinus longimanus)

 

 

 

 

Cailón (Lamna nasus)

 

 

 

 

Tiburón trozo (Carcharhinus plumbeus)

 

 

 

 

Tiburón toro (Carcharias taurus)

 

 

 

 

Pez martillo (Sphyrna lewini)

 

 

 

 

Marrajo (Isurus oxyrinchus)

 

 

 

 

Pintarroja (Scyliorhinus canicula)

 

 

 

 

Mielga (Squalus acanthias)

 

 

 

 

Tiburón ballena (Rhincodon typus)