Would you like to view our US Site?

Oceana señala el fracaso de la UE en reducir los altos niveles de sobrepesca

Aunque la nueva Política Pesquera Común fija 2020 como fecha límite para acabar con la sobrepesca, en 2015 solo había descendido un 1% en el Atlántico

Press Release Date

Jueves, Julio 6, 2017
Ubicación: Madrid
Contacts:
Marta Madina: [email protected] 0034 911 440 884
Agata Mrowiec: [email protected] +32 (0) 2 513 2242

Oceana muestra su preocupación por la falta de acciones políticas decisivas en los últimos años para detener la sobrepesca en aguas europeas, y reclama un cambio de una vez por todas para gestionar mejor los recursos pesqueros. La organización internacional de conservación marina reacciona así a la comunicación anual de la Comisión Europea sobre el estado de los stocks pesqueros y los avances hacia los objetivos de la Política Pesquera Común.

La información presentada hoy por la Comisión Europea confirma que desde la adopción del actual marco regulatorio pesquero en 2013, no se han realizados mejoras en la sostenibilidad de los recursos pesqueros. Pese a la obligación legal de acabar con la sobrepesca en 2015 (o, en casos excepcionales, en 2020), la ratio solo ha disminuido un 1% en aguas del Atlántico –del 42% en 2013 al 41% en 2015–, mientras que en el Mediterráneo sigue en niveles alarmantes de más del 90%, con poblaciones de peces como merluza, salmonete, rape y bacaladilla explotadas a niveles hasta seis veces más altos que los recomendados por los científicos:

La sobrepesca no es solo un problema medioambiental, sino también socioeconómico, y el único modo de asegurar la viabilidad de más de 84.000 buques de la UE y 150.000 pescadores es situar los stocks pesqueros en niveles saludables y sostenibles lo antes posible”, afirma Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europe.

Ejemplo de pez en sobrepesca: merluza en el Mediterráneo. © OCEANA

Según el último informe elaborado por un organismo consultor de la UE –el Comité Científico, Técnico y Económico de Pesca (CCTEP)–, con datos de 2015, el estado de los stocks pesqueros de la UE es bastante grave y el progreso realizado hasta ahora resulta demasiado lento como para asegurar que todas las poblaciones de peces estén gestionadas de manera sostenible en 2020. El STECF también destaca que los stocks del Mediterráneo y el Mar Negro siguen en un estado muy negativo. También es alarmante que el número de ellos evaluado en esta zona haya disminuido en los últimos años, y se necesita más investigación.

Sin embargo, en su último informe económico anual sobre la flota pesquera de la UE, el CCTEP concluye que gracias a una mayor eficiencia y a menores costes de combustible, junto con la recuperación de ciertos stocks, la flota de la UE se ha desplazado de una situación de pérdidas en 2008 a unos beneficios netos récord de 770 millones de euros en 2014. La pesca puede tener un futuro más esperanzador y dar mayores beneficios si los políticos se rigen por las recomendaciones científicas, como explica otro estudio realizado por un destacado científico pesquero: si se recuperan y gestionan bien, los stocks pesqueros de la UE tienen el potencial de generar anualmente un 57% más, es decir, 5 millones de toneladas.