Oceana pide a los ministros de la UE que aceleren la recuperación de la pesca en el Atlántico

Fijar Totales Admisibles de Capturas el 12 de diciembre contribuiría a recuperar los stocks pesqueros y crear empleo en el sector

Press Release Date

Jueves, Diciembre 7, 2017
Ubicación: Brussels
Contacto: Marta Madina: [email protected] 0034 911 440 884

Oceana pide a los ministros de pesca de la UE que adopten límites de capturas sostenibles para 2018 en el Atlántico Nordeste y el Mar del Norte, ya que es el modo más directo de recuperar las poblaciones de peces, restaurar el equilibrio del ecosistema y aumentar ingresos y empleo. La decisión, que afecta al grueso de capturas de la UE, se tomará en el Consejo de Ministros de Pesca el 11-12 de diciembre.

Oceana calcula que la UE podría capturar un 58% más en diez años, crear 92.000 empleos y generar 4.900 millones de euros al año si los stocks se recuperaran y se explotaran al Máximo Rendimiento Sostenible.

“Las capturas en el Atlántico Nordeste están por encima de los niveles sostenibles y con ello se ha reducido el tamaño de los stocks, por lo que estos no producen a todo su potencial. Este modelo de negocio será ilegal dentro de dos años, ya que la fecha límite legal para que todas las actividades pesqueras sean sostenibles en la UE es 2020, afirma Lasse Gustavsson, director ejecutivo de Oceana en Europa. “Pescar de manera sostenible tiene sentido ecológico y económico: más peces suponen más dinero y más empleo. La pesca tiene un futuro brillante en Europa si recuperamos los stocks. La pelota está ahora en el tejado de los ministros. Ellos tienen el poder de cambiar de rumbo”.

La Política Pesquera Común establece que los límites de capturas sean sostenibles en 2015 o si no, en 2020 por razones socioeconómicas. En este sentido, las ONG han difundido un documento de recomendaciones en el que piden a los ministros que aporten justificaciones claras y pruebas científicas o socioeconómicas en los casos en que los Totales Admisibles de Capturas (TAC) sean superiores a los recomendados por el Consejo Internacional para la Exploración del Mar, en quien se basan las propuestas anuales de la Comisión Europea.

El año pasado, los TAC de determinadas especies comerciales se fijaron más altos de las recomendaciones científicas. Este tipo de decisiones retrasan la recuperación de las poblaciones de peces, cuyos tamaños son inferiores a los potenciales y en consecuencia, los ingresos reales son menores que los potenciales. La sobrepesca afecta todavía al 41% de los stocks atlánticos, según el último informe sobre el estado de la Política Pesquera Común emitido por la Comisión Europea.

El estado de las poblaciones de peces es más saludable en el Atlántico que en otros mares europeos, pero motivaciones políticas ralentizan su recuperación. Según datos difundidos por Oceana, la transición a un modelo de gestión pesquera basado en TAC sostenibles llevaría un máximo de diez años, según cada stock. Los países más beneficiados por la recuperación de los stocks serían España, Dinamarca, Francia y Polonia.

 

Más información: Joint NGO recommendations on fishing opportunities for 2018

Healthy fisheries are good for business