Expedición Mar del Norte 2016

Los científicos de Oceana llevaron a cabo una expedición de dos meses para documentar los hábitats y especies del fondo marino del Mar del Norte

Presentación de Fotos

Visión general

Los científicos de Oceana llevaron a cabo una expedición de dos meses para documentar los hábitats y especies del fondo marino del Mar del Norte, con el objetivo último de reforzar la red de áreas marinas protegidas (AMP) en la zona. Esta expedición fue la primera en la que documentamos el Mar del Norte y nos llevó a zonas seleccionadas en Dinamarca, Países Bajos, Noruega y Reino Unido, con especial atención a aguas holandesas.

La actual red de AMP en el Mar del Norte no está bien gestionada y la mayoría de las áreas son costeras, lo que no aporta la necesaria conectividad entre ellas y deja fuera especies que se hallan en mar abierto. Durante la expedición exploramos una serie de zonas donde tener más datos de primera mano puede ayudar a la conservación marina: algunas zonas donde no hay AMP, otras donde se han propuesto pero no se han adoptado y otras donde las AMP pueden no ser suficientes para proteger la vida marina en la zona.

El Mar del Norte cubre un área de 750.000 km2. Aunque sus profundidades oscilan entre los 30 y los 725 metros, la mayor parte es bastante somero, con una media de solo 90 m. Está considerado uno de los mares más productivos del mundo, con una amplia diversidad de plancton, peces, aves y organismos que viven en el fondo. El Mar del Norte tiene también gran valor socioeconómico debido a su pesca, la extracción de petróleo y gas, los puertos y la industria, que a cambio lo han convertido en uno de los mares con más actividad y más alterados del mundo. Los mayores impactos sobre su biodiversidad se deben a la pesca y la eutrofización, así como a una larga lista de amenazas como contaminación de origen doméstico e industrial, tráfico marítimo, infraestructuras como plataformas de hidrocarburos, parques eólicos, cables y tuberías, desarrollos costeros y entrenamiento militar.

Las aguas poco profundas del Mar del Norte han sustentado pesquerías durante siglos y aunque continúan haciéndolo, muchos stocks comerciales han sufrido disminuciones significativas. La sobrepesca es una de las mayores razones de estos declives. Con el fin de recuperar los stocks pesqueros –y la pesca sostenible– en el Mar del Norte, uno de los puntos de interés adicionales de nuestra expedición será documentar áreas marinas que pueden ser cruciales para la recuperación de los stocks.

La documentación reunida por Oceana durante la expedición al Mar del Norte se usará como fundamento para presentar futuras propuestas que refuercen la red de AMP del Mar del Norte. En función de las especies marinas, hábitats y comunidades específicos que identifiquemos, prepararemos propuestas para declarar nuevas AMP, ampliar las existentes y mejorar las medidas de gestión de las AMP. También compartiremos la información reunida con autoridades nacionales, científicos y otras organizaciones, para así contribuir a ampliar los apoyos para mejorar la protección de la biodiversidad del Mar del Norte.

Oceana agradece a la Lotería del Código Postal holandesa que generosamente haya financiado su expedición al Mar del Norte. Durante la expedición, Oceana trabajó en estrecha colaboración con agentes sociales de la zona, incluyendo gobiernos, científicos y ONG.

A continuación:

Diarios