Would you like to view our US Site?

Los países mediterráneos se comprometen a desarrollar nuevas medidas de conservación para los ecosistemas marinos vulnerables con 2018 como fecha límite. Entre estos ecosistemas únicos se hallan arrecifes de corales de aguas frías, jardines de corales blandos y agregaciones de esponjas de profundidad, que con frecuencia se asocian a grandes niveles de biodiversidad. La primera acción será definir una lista de estas especies, hábitats y accidentes geológicos (como montañas y cañones submarinos) tan pronto como sea posible, para que la Comisión General de Pesca del Mediterráneo la apruebe en primavera de 2017.