La Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT) aprueba por fin un plan de recuperación para el pez espada del Mediterráneo, que registra un grave estado de sobreexplotación. El plan incluye una pequeña reducción de las capturas y un sistema de cuotas, que se aplicará a través de medidas de control y seguimiento para evitar la pesca ilegal y mejorar la transparencia de su gestión pesquera y comercio. Oceana lleva más de una década luchando por la aplicación de un plan para recuperar al pez espada de la sobrepesca. Aunque aplaude este gran avance hacia una mejor gestión, seguirá haciendo campaña a favor de un plan más sólido que siga las recomendaciones científicas.