Would you like to view our US Site?

El océano tiene un papel fundamental a la hora de controlar el efecto invernadero y regular la temperatura de la Tierra, que mantiene la vida tal y como la conocemos. Esto es posible gracias a su gran capacidad para absorber dióxido de carbono (CO2) del aire, actuando así como un sumidero de carbono. Sin embargo, debido al rápido aumento de nuestras emisiones de gases invernadero, el nivel de carbono está ascendiendo en el agua, lo cual reduce el nivel de pH. Este fenómeno es conocido como “acidificación oceánica”.

La UE está reformando el actual reglamento sobre pesca de profundidad en el Atlántico Nordeste. Este texto, que viene de 2002, ha demostrado su ineficacia: las especies de profundidad no se han gestionado de forma sostenible y se han permitido pesquerías que dañan ecosistemas vulnerables. ¿Conoces los datos que hay detrás de esta pesca y su impacto?

Con un tamaño entre los 20 y los 30 centímetros, el escorpénido (Myoxocephalus scorpius) se encuentra en aguas del Atlántico Norte y en la mayor parte del Báltico. Es un pez bentónico, lo que significa que vive en el fondo del mar, donde pone los huevos entre las piedras y se alimenta de crustáceos y peces pequeños. Como muchos otros peces, quien vigila los huevos es el macho y no la hembra.

En 2008, los Estados Miembros de la UE adoptaron la ambiciosa decisión de conservar y recuperar los mares europeos para 2020. Tras años de negociaciones, se adoptó la Directiva Marco sobre la Estrategia Marina, con el objetivo de abordar todas las actividades humanas que afectaran a la calidad del medio marino. Hoy, cinco años después de su adopción y seis antes del plazo establecido, esa meta parece algo más que un simple desafío.

Aquí os traemos a un pez por San Valentín, un pez que literalmente construye su propio nido de amor. El espinoso y sus subespecies se reparten por amplias partes del mundo y son bastantes comunes en aguas costeras del hemisferio norte. Se adapta bien y puede vivir en agua dulce, salobre o salada.

Páginas