Would you like to view our US Site?

El Báltico tiene el extraño y contradictorio récord de estar en cabeza para lo bueno y para lo malo: por una parte ostenta el dudoso honor de ser uno de los mares más contaminados del mundo, pero por otro, los países de su cuenca albergan ambiciosos planes para restablecerlo y, si se ponen en marcha, podrían situarlo en la senda de la recuperación. El Convenio de Helsinki (HELCOM) lleva casi 40 años fijando objetivos medioambientales para la restauración de este mar.

Páginas