Would you like to view our US Site?

Bien amarrado al noray, el Oceana Marviva Med se encontraba atracado en el puerto siciliano de Porto di Messina, Banchina G. Marconi. Desde el porto nuestro equipo de expedición María José Cornax, Gorka Leclerq y Keith Ellenbogen partieron en un coche de alquiler hacia el norte a lo largo de la costa siciliana para fotografiar los buques pesqueros con redes de deriva en Catania, Santa Maria la Scala, Stazzo, Riposto y Giardini-Naxos.

En todos esos puertos vimos montones y montones de redes de pesca apiladas junto a los buques pesqueros, a veces tan altas que impedían ver las embarcaciones. Algunas de las redes estaban bien apiladas, otras simplemente tiradas en el suelo o meticulosamente tapadas con lonas. Esas redes están hechas de múltiples filamentos de nailon no orgánicos. Sin embargo, existen opciones orgánicas que emplean seda o lana. Las redes que vimos eran usadas tanto por cerqueros, rederos de trasmalleros de fondo como ferratara para capturar pequeños peces pelágicos. No vimos que se usaran las redes para pescar pez espada ni atún.

En Italia, como parte de la tradición, los pescadores “tiñen” el color de las redes de su verde originario a rojo, negro, naranja o marrón. La única explicación que se me ocurre es que quizás los colores oscuros se mezclan en el agua, con lo que se pescan más peces, o que el color rojizo disimula las manchas de sangre y de los peces muertos cuando se suben las redes a bordo. De cualquier modo, existe cierta ironía en la belleza del color, la textura y el diseño de esas redes de pesca.

 

A continuación:

July 21, 2008

Leer el artículo siguiente