Would you like to view our US Site?

Sumergido en el mar Tirreno se halla el monte marino Secca del Capo, que se eleva sólo 5 m por encima de la superficie y se convierte en una isla. Su lecho marino desciende hasta los 100 m de profundidad.

Este monte marino es muy conocido como zona de pesca y el equipo de submarinistas de Oceana salieron esta tarde para fotografiar y grabar en vídeo la vida marina que lo rodea. El paisaje submarino era azul y hermoso, pero de nuevo carente de cualquier ser marino grande.

Durante nuestra inmersión de una hora vimos numerosos bancos de pequeños peces comunes (castañuelas y lábridos) que se alimentaban de redes abandonadas que se han convertido en parte de la topografía y en un paisaje desagradable a la vista que de lo contrario habría resultado hermoso.

El volumen de los palangres, las redes, los plásticos y los anzuelos era sorprendente. A una profundidad de 30 m fotografíe un anzuelo que simboliza el triste futuro del mar Mediterráneo: un océano contaminado con anzuelos abandonados y sin peces.

 

A continuación:

Urdaibai , July 19

Leer el artículo siguiente