Would you like to view our US Site?

A bordo del Oceana Marviva Med, esta tarde, a las 2pm, el equipo de buceo cargó todo el equipo de inmersión (tanques de buceo, botella de oxígeno de seguridad y cámara/vídeo) en el bote hinchable tipo RIB, colgando de una grúa a 15ft/5m en el lateral del bote, para una inmersión en Formicce, cerca del puerto de la Isla De Ponza.

Desde la superficie, antes de sumergirnos, observamos tres barcos de pesca saliendo del puerto, uno detrás del otro. El equipo comenzamos de inmediato a registrar la actividad y comunicamos nuestras observaciones al barco nodriza (Oceana Marviva Med), desde donde nos dieron luz verde para continuar con nuestra exploración submarina.

En las profundidades, la hermosa agua azul es un ecosistema en peligro. A lo largo del último mes regresábamos de cada inmersión con la excitación de haber fotografiado exóticos animales marinos con colores vibrantes, sin embargo, hoy iba a mostrar unas imágenes que no se muestran habitualmente porque carecen de belleza y cuentan una historia que no queremos oír: la realidad.

Aunque la vida puede florecer, y de hecho florece, los animales que he estado observando recientemente parecían estresados. A lo largo de la inmersión, los miembros del equipo pudimos observar corales en decadencia, sedales y boyas de pesca enmarañados en las rocas y alterando el paisaje, así como inocentes peces roca escondiéndose en un lecho de hierba marina enfermo.

A continuación:

Bahía de Santander. Isla de la Torre

Leer el artículo siguiente