Would you like to view our US Site?

Frente a la costa siciliana hay flotas de “buques pesqueros con arpones” tradicionales con cables conectados a escaleras que a su vez están conectadas a puestos de observación (a 33 m por encima del nivel del mar) que sobrepasan la ciudad y los picos de las montañas. Desafiando la gravedad a 1 m de la superficie con una sensación similar a “caminar sobre el agua”, hay una escalera horizontal que se extiende 50 m desde la proa de la embarcación al puesto del arponero.

Esta selectiva práctica de pesca —que sólo tiene al pez espada como captura objetivo— es un método altamente recomendado y respetuoso con el medio ambiente, ya que casi no hay captura incidental (peces capturados sin querer) en comparación con las redes de deriva que capturan y matan cualquier cosa como delfines, tortugas marinas, etc.; un 25% de la captura incidental se devuelve al mar muerta.

El jefe de expedición Xavier Pastor alentó a nuestro equipo para que se relacionase con estos pescadores tradicionales para documentar sus prácticas pesqueras. A la mañana siguiente, nuestro equipo de expedición formado por tres personas partió del Marviva Med a las cinco de la madrugada y condujo hacia el norte, al hermoso pueblecito de Ganzirri, Sicilia. Cuando llegamos los pescadores y sus dos perros nos dieron la bienvenida a bordo de su felucca tradicional.

Al pescar cerca de la costa dentro de una zona predefinida —con el capitán y los observadores italianos encaramados a las alturas— se localizan los peces espada que hay en la superficie. Una vez se avista el pez espada, el buque se coloca rápidamente para que el arponero lance (con la mano) un arpón al agua y capture el pez. El arponero extiende estratégicamente el cuerpo tan hacia delante como los cables se lo permiten desde la proa para que el ruido del motor no asuste al pez y lo haga huir.

A lo largo del día los pescadores expresaron sus apremiantes preocupaciones por su supervivencia, ya que contaron que, con suerte, capturan uno o dos peces al día. Avergonzados por la situación actual (del pequeño tamaño de los peces espada) pero orgullosos de su tradición y medio de vida milenarios nos mostraron fotografías y recordaban los tiempos pasados en los que capturaban numerosos peces espada grandes. Cuando miran hacia el futuro, están de acuerdo en que quizás el turismo les proporcione los ingresos adicionales tan necesitados y un futuro sostenible.

¡Disfrutamos mucho con la experiencia y conociendo esos pescadores!

El Oceana Marviva Med sale de Sicilia esta noche.

A continuación:

July 23, 2008

Leer el artículo siguiente