Would you like to view our US Site?
EU external fleet
WhoFishesFar.org

En Oceana creemos que no. Hoy en día, si un barco comete una infracción grave, la UE no le autorizará a pescar en aguas internacionales o de terceros países durante los siguientes 12 meses. Este sistema lleva en vigor desde 2008, pero podría derogarse este año cuando se reforme el reglamento de la flota pesquera exterior. De hecho, algunos eurodiputados españoles, holandeses y polacos proponen que se suprima.

Una infracción grave es, por ejemplo, pescar sin una licencia válida, violar una moratoria o veda, obstruir la labor de los inspectores de pesca, realizar operaciones conjuntas con barcos involucrados en pesca ilegal, usar barcos sin nacionalidad o emplear artes de pesca prohibidas. Es decir, nada bueno ni para el medio ambiente ni para los pescadores que faenan legalmente. Por eso es preciso penalizar estos comportamientos y dar acceso a aguas no europeas solo a aquellos que no hayan cometido infracciones graves.

La flota exterior representa en torno al 20% del arqueo bruto o tonelaje de la flota pesquera europea. El número de barcos varía cada año; así, en 2015 más de 18.000 buques recibieron autorizaciones para faenar fuera de aguas comunitarias a través de diversos tipos de acuerdos.

La UE gestiona directamente parte de estos acuerdos y financia parte de ellos. Anualmente, desembolsa 145 millones de euros en acuerdos sostenibles de pesca para que los barcos accedan a caladeros de terceros países, muchos de ellos en desarrollo. Y creemos que los ciudadanos tienen derecho a saber con certeza que sus impuestos no están financiando a quienes vulneran la ley.

Por ello, esperamos que mañana el pleno del Parlamento Europeo vote a favor de una flota exterior responsable. Más información muy pronto…

A continuación:

Oceana Europe CEO: Rebuilding Europe’s fish stocks can increase catches by more than 50%. Why should Europeans settle for less?

Leer el artículo siguiente