Would you like to view our US Site?

Después de dos días esperando en Santander sin haber podido hacer ninguna inmersión, a bordo todo el mundo está deseando sumergirse y documentar los fondos. Sin embargo, las condiciones para trabajar fuera de la bahía siguen sin ser adecuadas.

Pablo López nos invita a bucear en la Isla de la Torre, zona con fuerte influencia de corrientes de marea. A pesar de la mala visibilidad, nos sorprende la gran biodiversidad del fondo. A tan sólo 5 y 8 metros de profundidad, sobre sustrato rocoso, Kike Talledo aprovechó el buceo para fotografiar la gran abundancia de nudibranquios, pertenecientes a 7 especies diferentes. Encontramos también numerosas puestas de estos moluscos, principalmente de las especies Flabellina affinis y Dondice banyulensis, dos especies difíciles de encontrar en otros lugares.

Destaca la presencia de la ascidia Aplidium proliferum, primera vez que la encontramos desde que empezamos la expedición.

Durante el buceo, apareció también un banco de peces ballesta (Balistes carolinensis).

A continuación:

Masking Illegal Fishing — Covering Drift Nets

Leer el artículo siguiente