Would you like to view our US Site?

Una vez que la “red de larvas” es sacada del agua, las larvas microscópicas y los pequeños animales se criban a través de una fina red de 500 micrometros y se ponen en contenedores con etanol. Las muestras de larvas son revisadas a bordo del Marviva Med por la científica Patricia Lastra. Estas muestras serán enviadas al Instituto Español de Oceanografía en las Islas Baleares, España, para su análisis e identificación final.

Cada vez que la “red de larvas” es sacada del agua, la excitación crece entre la tripulación del Marviva Med por descubrir qué pequeños animales han sido capturados. Tristemente he de decir que en una sesión de muestreo se sacó de la red un trozo de plástico, un recordatorio de que la polución está por todos los lugares de nuestros océanos.

En la búsqueda de pequeños animales con mi lupa de 105 mm fotografié en una placa Petri sujeta con la mano, un pequeño cangrejo y un camarón con unos preciosos ojos azules. Además, entre la red descubrimos dos pequeños peces con formas poco habituales así como algunas larvas que sospechamos (pero aún no podemos confirmar) que son de nuestro Atún Rojo del Atlántico. Entre las aparentemente cristalinas aguas, sólo a escala microscópica ya existe una gran diversidad de vida.

Obsérvese las probabilidades de supervivencia: del estado de larva a adulto, el Atún Rojo del Atlántico tiene una probabilidad de 1/40.000.000 (40 millones) de alcanzar la edad sexualmente reproductiva (6-8 años).

 

A continuación:

Callejos de Bamboa seamount ans Saltacaballos point

Leer el artículo siguiente