Última hora desde Doha: la prohibición del comercio internacional del atún rojo (su inclusión en el apéndice I) ha sido derrotada.

A pesar de las repetidas llamadas de los delegados de la Unión Europea, EE.UU. y Mónaco para que las partes pudieran reunirse y llegar a un acuerdo, un delegado de Libia forzó una votación antes de lo previsto: Las dos propuestas, de la UE y de Mónaco, fueron rechazadas. La propuesta europea obtuvo un resultado de 43 votos a favor, 72 en contra y 14 abstenciones. La de Mónaco obtuvo 20 a favor, 68 en contra y 30 abstenciones.

Hoy es lunes y empezamos a trabajar sobre el terreno. Esperábamos encontrar muchas caras conocidas de las reuniones de la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), y así ha sido. A pesar de que CITES es una convención de conservación, este año la presencia y la interferencia del sector pesquero va a ser más fuerte que nunca por las propuestas que se discuten. Pero nosotros contamos con un gran equipo. ¡Estamos preparados!

¡Hola a todos! Perdón por no haber escrito hasta ahora, pero con las prisas del viaje no hemos encontrado un hueco en todo el día. ¡Por fin estamos en Doha! Es domingo por la noche y acabamos de aterrizar en Qatar para asistir a la reunión de CITES. Desde el taxi hemos visto un escenario de luz y construcción anárquica de rascacielos que hacían que el cielo se reflejara en color naranja. Poco acogedor. Sin embargo, la sensación ha cambiado inmediatamente cuando nos hemos reunido con los compañeros que nos esperaban en el hotel.

Páginas