Would you like to view our US Site?

En la cubierta de observación, a las 6:10 horas de la mañana, mientras miraba hacia el horizonte respirando la brisa marina he estado reflexionando y relajándome a la vez que observaba el sutil pero aun así rápido cambio de la noche al día y del día a la noche. Con el mar calmado, he visto cómo los rayos del sol bailaban a ras del medio fluido sobre un lienzo en el que el “H2O” es el ritmo y la luz, el artista.

Sin ningún otro buque ni tierra a la vista mientras nos dirigíamos al norte, hacia Italia pasando por la costa africana de Argelia y Túnez, he recordado que los antiguos romanos veían el Mediterráneo como el centro del Tierra (el nombre de Mediterráneo deriva de la palabra latina mediterraneus, que significa “mitad de la Tierra”).

Interrumpido de manera brusca, en el horizonte había un supuesto redero de deriva, el Alba Chiara Segunda. Este buque tiene un significado especial para el jefe de expedición, Xavier Pastor, ya que en 2005 amenazó con atacar el Oceana Ranger (se lo vio y fotografió mientras usaba redes de deriva ilegales, una práctica prohibida por las Naciones Unidas, la Unión Europea y el gobierno italiano por sus devastadores efectos sobre el medio marino).

Hasta cierto punto, en base a la documentación del año 2005 que Oceana envió al gobierno italiano, el Alba Chiara fue multado por las autoridades. Hoy, al ver este buque, recordamos la difícil batalla que debemos librar para proteger nuestros océanos.

A continuación:

Traveling to Cantabria

Leer el artículo siguiente