Ayer recibimos muy buenas noticias: el grupo de expertos de especies y hábitats de OSPAR aceptó considerar la protección de las comunidades de Haploops. Nota: OSPAR es el convenio internacional que protege el medio marino del Atlántico Nordeste y los Haploops son diminutos crustáceos que viven en tubos construidos por ellos mismos sobre fondos de fango.

Debajo del agua puede pasar cualquier cosa, incluso que los jardines no estén necesariamente formados por plantas. De hecho, uno de los hábitats más bonitos del Mediterráneo son los jardines de coralígeno, en los que los árboles son sustituidos por corales blandos (gorgonias) y las flores dejan paso a algas rojas calcáreas y animales como esponjas y briozoos. Estos lugares maravillosos albergan una gran biodiversidad, y ahora se están dando pasos para protegerlos mejor.

Páginas